El fútbol como herramienta para la inclusión y el desarrollo

Iniciar este curso online de Deporte como herramienta para el desarrollo, ha sido el complemento ideal que necesitaba para unirlo a mi experiencia de más de 15 años como futbolista profesional y así poder iniciar mi nuevo proyecto de vida.

El comenzar a darme cuenta de que existe una manera metodológica y sistemática a través del deporte para comenzar a cambiar mi entorno social, ha creado en mí un alto grado de responsabilidad para tomar con urgencia este proyecto.

Poder ver conceptualizadas en el inicio de este curso, tantas experiencias que he vivido a lo largo de estos años como deportista, abre mi mente y me invita a seguir soñando para poder implementar y desarrollar tantos valores, que en mi país Honduras se han perdido por distintas razones y valorar también, que no hemos aprovechado a plenitud el deporte como ese vehículo ideal para una mejor sociedad.

Al comienzo de mi carrera futbolística me enfoqué únicamente en visualizar el fútbol como una finalidad, pero a medida que transcurrían los años, me daba cuenta de que el fútbol es el medio y no el fin y con esta perspectiva fue creciendo el sueño y el anhelo de comenzar a transformar la sociedad a través de este deporte tan hermoso.

Ser entrenador de fútbol de niños y niñas me hace confirmar que el fútbol representa un espacio idóneo para la transmisión de valores por su carácter práctico y vivencial, ya que los niños y niñas acuden a sus sesiones de entrenamiento con una enorme disposición, la cual, muchas veces es desperdiciada al enfocarnos erróneamente en la competitividad y en el desarrollo de habilidades motrices, lo cual no es malo, pero muchas veces dejamos de lado el ser humano en el que se está transformando ese niño o esa niña.

Durante esta primera etapa del curso, me he dado cuenta de que es factible combatir todos esos cambios vertiginosos en donde los principios morales y éticos tienden a variar con gran facilidad y en muchas ocasiones desaparecer.

Mi reflexión en todo esto es: ¿Qué haré o cuál será mi aporte para poder afirmar, transmitir o desarrollar en los niños y niñas los valores idóneos para una sociedad justa y con conciencia social?

A nivel profesional pude ver que la carencia de valores se refleja en hábitos y actitudes erróneas que el adulto profesional del fútbol hace realidad por esa falta de fundamentos que en su niñez debieron transmitirle, pero el problema no termina ahí, sino que únicamente es el inicio de una problemática aún mayor, ya que los niños de ahora ponen su mirada y toman como ejemplos a seguir a estos adultos profesionales que arrastran una enorme carencia de valores, cayendo en una cadena viciosa que nos lleva a visualizar al fútbol como una finalidad sin importar en qué valores se desarrolla.

A esto podríamos agregar, que los medios de comunicación están dejando de lado el proceso de reflexión para poder publicar una noticia y la mayoría únicamente se interesa por una noticia que venda a toda costa sin importar el impacto que pueda generar en los niños.

Como agente social me he dado cuenta de la gran responsabilidad que tengo para procurar ese balance idóneo entre los distintos agentes sociales influyentes en la educación de valores hacia el menor.

El hecho de trabajar con niños y niñas en el fútbol, me ha hecho ver y valorar que hay una línea delgada entre los valores y contravalores que pueden adquirir los menores durante el desarrollo de este deporte y por ende, creo que es mi responsabilidad no tomar una actitud neutra sino defender valores mediante a través de la realización de este curso.

En el tema 1 del curso pude ver como el deporte puede ser un potente transmisor de valores, mi perspectiva es la desarrollar la transmisión de valores a través del fútbol, ya que pienso, que mi experiencia a lo largo de estos años en el fútbol puede facilitarme el camino con el compromiso de ejecutarlo.

Lo anterior con el ánimo de transmitir valores en niños y niñas puede ser aún más sencillo si se sabe llegar a la sociedad y a las empresas, a las que a través de la Responsabilidad Social, se les puede hacer ver que es posible usar el deporte como una herramienta para enfrentar la marginación y la discriminación, que mediante los valores que transmite, podemos optar por estilos de vida saludables, llevando y desarrollando en el individuo una cultura de esfuerzo y superación personal, en donde la mayor beneficiada es la sociedad.

Citando a Nelson Mandela:  ̈El Deporte tiene el poder de cambiar el mundo ̈ y como agentes sociales,  ¿qué uso le estamos dando a ese poder que tiene el deporte?.

Astor Henriquez Cooper

Astor Henriquez Cooper

Exfutbolista profesional durante más de 15 años, entrenador de fútbol base y abogado por la Universidad Tecnológica de Honduras "Aprendiz de la vida; dichoso de tener una maravillosa esposa y dos hermosas princesas; me encanta la naturaleza y la lectura analítica"

More Posts

Follow Me:
TwitterLinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO DE COOKIES:
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
Aceptar
Más información